www.bechapra.com
Search
Close this search box.

Gestión efectiva del estrés laboral:
Potencia el desempeño de tus colaboradores

¿Sientes que tus colaboradores no están dando lo mejor de sí? Es posible que esto se deba a un exceso de estrés laboral que no están canalizando de manera adecuada. En una empresa donde el estrés predomina, es muy probable que a largo o corto plazo se produzca una notable disminución de la eficiencia.

Por supuesto, no deseamos llegar a tal extremo. Por eso, si te estás preguntando qué puedes hacer para combatir y gestionar completamente este enemigo, has llegado al lugar correcto. En este artículo, te proporcionaremos información relevante y diversas herramientas al respecto

¿Cómo saber si en tu empresa hay un alto nivel de estrés laboral?

Servicios PYME para empresas

Suscríbete y no te pierdas ninguno de nuestros blogs

Primero, tengamos en cuenta que el estrés laboral es muy común en México. De hecho, las estadísticas mencionan que por lo menos en México un 73% de los colaboradores sufren de esto. Así que no debe sorprendernos que ocurra. Ahora bien, hay varios factores que son señales indicativas de ello.

Veamos una lista con los más comunes y más perceptibles:

Reportes constantes de enfermedades: el estrés hace que el organismo llegue a su límite, y la reacción que este suele tener es enfermarse y obligar a la persona para que tome un reposo.

Baja productividad: lo que mencionamos al principio, los colaboradores bajan considerablemente su rendimiento, y esto causa que en la mayoría de los casos se atrasen en sus tareas.

Pierden la motivación: al llegar a este límite este grupo de personas empieza a trabajar de forma mecánica, es decir, cumplir las tareas por compromiso, en lugar de por vocación o amor a su profesión.

Y estas solo son las consecuencias que se pueden ver desde una oficina, pero el estrés laboral también afecta otros factores, por ejemplo estos:

  • La retención de información y la concentración
  • Se desarrollan patologías cardíacas
  • Aislamiento emocional y físico
  • Tienen más tendencia a cometer errores

La realidad es que no hay una solución que acabe con el estrés laboral desde raíz ni garantice que ya no existirá en tu empresa. Sin embargo, la idea es aprender a lidiar con esto y que no afecte tanto a las personas que tienes a tu cargo. A continuación vamos a ver una serie de consejos que otros expertos han puesto en práctica y les han funcionado:

1. Sé consciente al repartir tareas

El objetivo es que tus colaboradores no sientan una carga excesiva de trabajo, pues esta es la causa del estrés. De modo que, al preparar el plan de asignaciones debes hacerlo de manera consciente, buscando siempre evitar el desgaste de estas personas a tu cargo.

Algunas cosas que puedes hacer son estas:

  • Ser equitativo con las tareas, trata de distribuir por igual sin tener preferencias por alguno.
  • Enfócate en las habilidades, cualidades y el tiempo de cada uno de tus colaboradores, así sabrás qué puede hacer cada uno de ellos.
  • Delega a quienes tienen menos carga de responsabilidad.
  • Sé razonable y flexible, sobre todo cuando hay un proyecto de por medio y los integrantes de tu equipo se esfuerzan por terminar en una fecha específica.

Además de esto, con está cadena de acciones te verás como un líder accesible y eso también ayuda mucho para mejorar el ambiente laboral.

2. Sé flexible en cuanto a los horarios

Si confías en tu equipo, entonces sabrás si son lo suficientemente responsables para hacer parte de sus labores desde casa, o si puedes ser más flexible en cuanto a los horarios de trabajo. No estamos diciendo que tienes que permitir que incumplan sus tareas, sino que dejes cierto margen de libertad del lugar donde trabajarán.

Aquí es importante que dejes claro que las horas de la jornada no son negociables, pero que pueden decir cómo las van a cumplir.

3. Trata de gestionar los conflictos de la mejor manera

En un equipo de trabajo siempre existirán diferencias, pero la forma en la que se hagan frente es lo que hace la diferencia. En esto también entra la cualidad de la empatía, así cómo estar presto para escuchar ambas versiones.

Y por supuesto, no ser demasiado severo con los castigos. No queremos abusar de la autoridad ni dar una mala imagen, pues buscamos siempre el respeto, no el miedo por parte de tus colaboradores.

4. Reconoce los logros de los colaboradores

Algo que tranquiliza de inmediato a una persona es saber que está haciendo sus labores bien. Ese nivel de satisfacción se incrementa cuando se trata del trabajo, así que siempre que hacen una tarea bien o culminen de forma exitosa un proyecto puedes reconocer su excelente desempeño y motivarlos a seguir de esa manera.

Recordemos que la meta en todo puesto de trabajo es terminar las labores y que los de la autoridad estén conformes. El tener la certeza de que esto se hizo así, sin duda bajará en gran manera los niveles de estrés y mejorara la satisfacción laboral.

5. Motiva constante a los colaboradores

Muchas veces los niveles de estrés se deben a la falta de motivación. Esto quiere decir que se hacen todas las asignaturas de forma obligatoria, y al no sentir placer por esto, entonces se asimila como algo negativo y es ahí cuando se necesita enfocar la mente en una meta que se va a materializar con la suficiente constancia.

Así que, para esto puedes hacer lo siguiente:

  • Prepara talleres que los hagan volver a enfocarse en la meta que tienen como empresa, así como capacitación para el dominio de todas las áreas necesarias.
  • Ofrece incentivos periódicamente, siendo un ejemplo el que al poder concretar quizás cierta cantidad de ventas se les va a reconocer.

Si te esfuerzas por poner algunas de estas ideas práctica seguramente verás como poco a poco los niveles de estrés se reducen y mejora el ambiente laboral. De igual forma, la productividad va a mantenerse estable y trabajarán mejor todos.

Abril García Gómez

¿te gustó este artículo?

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkedin
Comparte por Whatsapp

Déjanos tu comentario

es_MX

Déjanos tu correo para acceder a la galería

Elige la modalidad de tu membresía




Elige la modalidad de tu membresía




Elige la modalidad de tu membresía




Déjanos tus datos para volver a ver el webinar

Déjanos tus datos para acceder al curso


Déjanos tus datos para acceder al curso


Déjanos tus datos para acceder al curso